18 junio, 2021

Tips para tomar el sol en verano

Todo lo que necesitas saber para protegerte de la sobreexposición solar

6 tips imprescindibles para disfrutar este verano del sol

Con la subida de las temperaturas, nuestro organismo demanda baños fríos para reducir la sensación de fatiga y hacer frente. La visita a la piscina se convierte en un imprescindible de los meses de verano, además de ser el entorno ideal para empezar a habituar el cuerpo a los beneficios de la luz solar tras el invierno y darle a la piel un toque más bronceado y radiante. Sin embargo, todo lleva su tiempo y, aunque cada vez estamos más concienciados de los peligros de la sobreexposición solar, hay ciertas pautas que son obligatorias para disfrutar del sol sin correr riesgos.

No te preocupes porque en GO fit te contamos todo lo que necesitas saber. ¿La clave? Protección, protección y protección.

1. Limita el tiempo de exposición

El control en el tiempo de exposición solar es el principal mecanismo para prevenir daños a largo plazo en la piel. Muchos dermatólogos recomiendan no pasar más de media hora diaria bajo el sol directo, principalmente si vamos a la playa. Para conseguirlo, aprovecha la sombra de toldos, paredes o sombrillas y sé especialmente cuidadoso durante la franja entre las 12 y las 16 horas, cuando la incidencia de los rayos solares es más agresiva.

La piel es el órgano de mayor dimensión del cuerpo y uno de los más delicados, promover un bronceado exprés pasando más horas de la cuenta bajo el sol solo va debilitarlo, empeorando su apariencia y favoreciendo lesiones que pueden ser permanentes.

2. Protégete

El protector solar es tu aliado, por ello, escoge uno que se adecúe a las necesidades de tu piel y utiliza una buena cantidad antes de salir de casa. Independientemente de la textura, lo fundamental es que te inclines por factores de protección altos (SPF del 30 a 50) o muy altos (50+) y que no te olvides de reaplicarlo cada dos horas. Además, busca aquellos que sean eficaces contra los rayos UV y UVA. Si notas la piel roja o tirante pese a estar usando protector, para inmediatamente la exposición, es un síntoma claro de que ésta ha sido excesiva.

3. Protégete (bien)

En línea con el punto anterior, igual de importante es saber usar el protector solar. Lee las indicaciones de uso en el envase y síguelas al pie de la letra. Ten en cuenta que si no te aplicas correctamente este producto, no estarás protegiendo tu piel.

Varios estudios alertan que normalmente solo se emplea un ¼ de la cantidad de fotoprotector necesaria para garantizar su eficacia, por ello debes aplicarlo generosamente y de manera uniforme sobre la piel seca y esperar que se absorba.

4. Las zonas “olvidadas” también sufren

¿Quién no se ha quemado el empeine del pie alguna vez? Durante todo este proceso, es frecuente que nos olvidemos de algunas zonas sensibles a las que necesitan más atención: aparte de cara, cuello y escote, debemos estar pendientes de las orejas y los empeines de los pies, ya que son áreas que por su ubicación están más expuestas a la radiación solar directa.

Para ayudar al fotoprotector, también nos serán útiles otras herramientas como gafas de sol con filtro UV, gorras y sombreros, protectores solares de labios y sombrillas de mano para personas con pieles sensibles.

5. No te fíes de las nubes

Los días nublados nos dan una falsa sensación de seguridad puesto que no sentimos una sensación de quemazón en la piel por la radiación directa. Cuidado: las nubes dejan pasar más del 80 por ciento de la radiación solar, con lo que puedes quemarte igual en un día nublado.

Para conocer el riesgo de quemaduras, puedes consultar el índice de UV en tu localidad.

6. Hidrátate

El sol provoca una deshidratación progresiva en nuestro organismo que se intensifica cuando estamos bajo sus rayos. Para combatirla es imprescindible una ingesta constante de agua, de manera espaciada y a pequeños sorbos. Te ayudará a refrescarte y evitar golpes de calor o insolaciones. Puedes combinarla con zumos u otras bebidas naturales, pero ten siempre a mano un recipiente con agua fresca, tu cuerpo te lo agradecerá.

Ya sabes que tomar el sol tiene muchos beneficios para la salud pero es nuestra responsabilidad hacerlo de manera adecuada y consciente. Aplica estos consejos y ven a GO fit a disfrutar del verano con nosotros. ¡Te estamos esperando!

Artículos relacionados