17 marzo, 2022

Los 5 deportes más sostenibles

La sostenibilidad de una sociedad abarca muchos factores y comportamientos, entre los que el deporte supone un gran impulso en este objetivo común que busca el desarrollo de un mundo más verde y optimizado. Es una actividad muy generalizada que se practica diariamente por millones de personas, y que tiene numerosas modalidades. Cada una de ellas implica el uso de una serie determinada de recursos, por lo que se aprecia una evidente diferencia entre unos y otros deportes desde el punto de vista de la conservación del planeta.  

Algunas prácticas son más sostenibles que otras y es importante apostar por aquellas que cumplen con este criterio. El deporte es salud y tiene una notable influencia sobre el funcionamiento de una sociedad. Solo hay que dar una vuelta por nuestra ciudad para confirmarlo. Todos los deportes son positivos, si bien algunos siguen un estricto camino sostenible que ayuda a mejorar nuestro futuro. Aquí tienes los cinco deportes que lideran el ranking de sostenibilidad.  

  1. Ciclismo, el deporte más sostenible 

El ciclismo es, posiblemente, el deporte más sostenible por la gran cantidad de terrenos donde se puede practicar y por su nulo impacto. Tiene cabida en la ciudad y en zonas rurales, sobre muchos terrenos, ya sean caminos, carreteras o rutas montañosas. Además, su incidencia sobre el resto es mínima, pues no emite ningún gas contaminante ni tampoco genera ruido. El espacio que ocupa es muy reducido, de manera que no afecta al funcionamiento del resto de la sociedad. El material que requiere es ropa deportiva y una bicicleta, que puede ser de ruta o montaña. La oferta de productos para practicar ciclismo es muy amplia y las tecnologías recientes apuntan a una fabricación sostenible, con materiales de alta calidad y que tienen un compromiso con la conservación.  

Por supuesto, una manera de entrenar este deporte es en nuestras clases de Bike.

  1. Salir a correr 

Correr no tiene influencia negativa sobre el entorno en el que se practica, ya que solo requiere del material deportivo adecuado y el espacio que ocupa es mínimo. Además, la mayoría de ciudades han creado espacios y rutas para salir a correr, por lo que la conexión de esta actividad en el entorno urbano es total. Otra de las ventajas está en la salud, ya que es una modalidad que fortalece el aspecto general del ciudadano. Salir a correr dos o tres días mejora notablemente el bienestar y supone una labor de esfuerzo y superación. Si lo difícil es calzarse las zapatillas y salir de casa, lo recomendable es buscar pequeños retos que se van superando y que suponen un elemento motivador.  

Si te hemos dejado con ganas, ¡no puedes faltar a la próxima cita de nuestro Club de Runners! Confirma los horarios en tu app «My GO fit» o en la web.

  1. Yoga

El yoga es otro deporte que también puede ser sostenible. Puedes practicarlo en nuestras clases, pero también puedes llevarte tu esterilla a un parque cercano (para evitar los desplazamientos en lo máximo posible) y poner en práctica lo aprendido en plena naturaleza. Es una actividad que ha ganado adeptos en los últimos años, debido a la mejora en el aspecto físico y en la salud mental, ya que muchos expertos recomiendan una mayor conexión con la naturaleza para desconectar y despejar las malas influencias.  

  1. Natación 

Es el deporte que ejercita un mayor número de músculos del cuerpo, de abajo hacia arriba; y si se practica en las condiciones adecuadas, tienen un alto nivel de sostenibilidad. La natación en el mar es preferible sobre su práctica en piscinas, que requieren de productos químicos para su limpieza y mantenimiento. Evidentemente, no todas las personas tienen el mar cerca de casas; en ese caso, es preferible buscar aquellas piscinas más naturales y que se mantengan con los productos adecuados. Pregunta a los trabajadores del recinto. ¡Sin miedo! El material deportivo utilizado también es importante para cumplir con los criterios de conservación, ya que el poliéster y el nailon son materiales altamente contaminantes que suelen utilizarse para fabricar bañadores. Hay que omitirlos en nuestra elección.  

En GO fit, podemos asegurarte que estarás disfrutando de este deporte de manera sostenible, gracias a nuestro novedoso sistema de electroporación, con el que conseguimos eliminar todo tipo de productos químicos creando un cloro natural que permite un ahorro mucho mayor de agua y energía, además de ser 100% respetuoso con el medioambiente.

Practicar natación

5. El baile

Si bien la técnica de este deporte es muy diferente a las anteriores, ya que puede posicionarse tanto como un deporte, como un arte, presenta similitudes en cuanto al entorno y los materiales que requiere para su puesta en marcha, que son prácticamente nulos. Prácticamente cualquier tipo de baile es sostenible, ya que no solo se puede practicar en una sala si no también en espacios abiertos y no implica más elementos que nuestro propio cuerpo. Tampoco hay que desplazarse, ya que siempre vamos a tener la facilidad de escuchar música en nuestra propia casa ¡y a bailar! Implica concentración y calma, dos factores que suponen, además, un aislamiento de la ajetreada actividad diaria.  

Artículos relacionados