25 junio, 2021

8 tips de motivación deportiva

Cómo definir objetivos de entrenamiento

Descubre los beneficios de establecer objetivos y diseña tus propios objetivos de entrenamiento

Quienes entrenan con frecuencia lo saben bien: el ejercicio físico tiene el poder de mejorar la calidad de vida y la salud tanto física como mental de quien lo realiza. 

Si eres de aquellos a quienes les cuesta compaginar una rutina de entrenamiento con un trabajo demandante y sedentario, o si por alguna razón siempre empiezas a entrenar motivado y luego terminas abandonando, desde GO fit queremos animarte a confiar en ti mismo y en tus objetivos, y además, en este artículo te ayudaremos a establecer objetivos de entrenamiento claros, y lograrás mantenerlos en el tiempo con éxito. 

Lo que sucede al encarar un programa de entrenamiento sin objetivos establecidos, es que cualquier contratiempo puede desviarte. Además, al establecer metas que puedes ir cumpliendo, te mantienes motivado ya que vas cosechando pequeños logros en el camino y superando tus propios límites.

Tips de motivación

La constancia y la perseverancia son dos de los beneficios que cosecharas al diseñar y cumplir con tus objetivos de entrenamiento, además de la autorrealización que conlleva la tarea realizada.  

Fijar objetivos de antemano (no sólo de entrenamiento) se traduce en un mejor rendimiento y un incremento en la probabilidad de lograr sostener una meta en el tiempo. Los deportistas de élite trabajan siempre con objetivos de entrenamiento claros y medibles. Vamos a analizar los tipos de objetivos con los que trabajan y luego te dejaremos algunos consejos para que puedas establecer tus propios objetivos de entrenamiento. 

Objetivos de entrenamiento en el tiempo

Por objetivos de entrenamiento nos referimos al hecho de fijar metas para adquirir cierto nivel en cualquier práctica deportiva, en un periodo de tiempo preestablecido. Lo ideal es establecer objetivos a corto, mediano y largo plazo. 

La primera tarea que te encomendamos, entonces, es que te tomes un tiempo para visualizar qué es lo que quieres conseguir en el largo plazo. Puede ser, por ejemplo, volverte un experto en yoga o un corredor de media maratón o un ciclista de distancia. Para conseguir cualquiera de estas metas, debes pensar en objetivos para instancias intermedias: subir de nivel en yoga, pasar de 3k a 5 o 10 k en unos meses al correr o duplicar la distancia que recorres con la bici. Para quienes disfrutan de levantar pesas, por ejemplo, la meta a medio plazo podría ser la de aumentar significativamente el peso o la frecuencia del entrenamiento. La última fase es la de pensar en objetivos de entrenamiento en el corto plazo: qué rutina deberás sostener en las próximas semanas, qué pequeños logros buscarás conseguir en cada una de tus prácticas, etc. 

8 tips para diseñar tus propios objetivos

A la hora de diseñar tus propios objetivos de entrenamiento, intenta ser realista y marcar logros intermedios para que puedas mantenerte motivado. Cualquier actividad física que elijas debes realizarla de forma progresiva, teniendo en cuenta las demandas puntuales del deporte que prácticas y tu condición física a la hora de empezar. 

Tips de motivación

Aquí te compartimos algunos consejos para que puedas establecer tus objetivos de entrenamiento, ya sea en tu centro GO fit, en tu casa, con gofit.tv, o donde te lleve el movimiento. Aquí te dejamos nuestros 8 tips para lograr todo lo que te propongas:

  1. El momento es AHORA. Empieza ya a anotar lo que deseas conseguir. No hace falta que sea la víspera del año nuevo para regalarte el momento de establecer tus objetivos.
  2. específico: Los objetivos concretos funcionan mejor que los abstractos que no se pueden medir. Por ejemplo: quieres ser más fuerte. ¿Más fuerte al levantar pesas? ¿Tener glúteos más firmes y fuertes? Intenta ser claro con lo que desea conseguir para poder luego detallar el camino para lograrlo. 
  3. Establece objetivos medibles: Intenta registrar tu progreso de forma concreta: apunta el peso que levantas, los kilómetros que recorres en determinado tiempo, o las posturas de yoga que vas aprendido.
  4. Sé realista: De nada te servirá ponerte objetivos demasiado ambiciosos si abandonas a mitad de camino. Cuanto más realistas sean tus metas, más oportunidades tendrás de cumplirlas. 
  5. Establece plazos: Los objetivos son sueños con fecha de realización. Intenta establecer plazos concretos para tus objetivos para que puedas ir corroborando si estás progresando como necesitas para lograrlo. 
  6. Reconoce los posibles obstáculos: ¿Qué trabas te han desviado de tus metas en el pasado? ¿Cuáles son las excusas que más fácilmente aparecen en tu camino: el cansancio, la falta de tiempo, el dolor a causa del esfuerzo físico? Sé honesto contigo mismo y fíjate cómo puedes prepararte para que, esta vez, nada te detenga.  
  7. Comparte tus objetivos: Cuando te animas a comunicarle a otros tus objetivos, encuentras aliados que te ayudan a cumplir tus metas.
  8. La clave es la acción: El momento de pensar, planear y establecer tus objetivos de entrenamiento es muy importante. Una vez que lo has hecho, intenta realizar acciones todos los días que te ayuden a mantenerte alineado a tu meta. Los pequeños pasos, sostenidos en el tiempo, pueden llevarte muy lejos. 

Eres dueño de tus objetivos

Es verdad que establecer objetivos concretos de entrenamiento te ayudarán a alcanzar tus metas. Sin embargo, recuerda que nada está escrito en piedra y que, si con el tiempo te das cuenta de que fuiste demasiado exigente, o que no estás disfrutando de lo que haces, puedes modificar tus objetivos y diseñar otros. Eso si, no te la pases cambiando de objetivos ya que corres el riesgo de perder la motivación en el camino. 

7 tips de motivación deportiva

Si quieres ayuda para establecer objetivos de entrenamiento que puedas sostener y disfrutar, únete a la comunidad GO fit o suscríbete a gofit.tv y conéctate con uno de nuestros entrenadores o nutricionistas. Nos encanta acompañar a las personas en su camino de autosuperación y compartir el mensaje de que la felicidad también se entrena.  Sólo necesitas proponértelo. 

Artículos relacionados