21 febrero, 2022

10 mitos sobre la meditación

Ideas comunes acerca de la meditación Mindfulness que llevan a errores durante la práctica

¿Lo sabes todo sobre la meditación Mindfulness?

Son muchos los malentendidos existentes sobre la meditación Mindfulness. Es necesario revisar las ideas equivocadas que pueden conducir a errores durante la práctica, evitando de este modo obstaculizar desde el comienzo el avance. Estas son algunas de ellas:

1. La meditación es sólo una técnica de relajación. La meditación Mindfulness debe ser un despertador y no un somnífero. Es equivocado meditar para relajarse. La relajación puede surgir, o no. Lo realmente importante es tomar conciencia de lo que sucede momento a momento.

2. La meditación es sólo una técnica de concentración. La meditación Mindfulness es un acto de equilibrio mental que nos permite cultivar dos cualidades diferentes: la atención plena y la concentración. La atención plena aporta la sensibilidad necesaria para darnos cuenta de las cosas, mientras que la concentración proporciona el poder para mantener la atención centrada en un mismo objeto. Es muy importante cultivarlas de manera simultánea y equilibrada porque, si potenciamos una de ellas a expensas de la otra, nuestra mente perderá el equilibrio y la meditación resultará imposible.

3. La meditación es una forma de trance. La meditación Mindfulness no es una forma de hipnosis. No pretende dejar la mente en blanco ni convertirnos en vegetales despojados de emociones. Se trata más bien de todo lo contrario, de conectar profundamente con nuestros continuos cambios emocionales.

4. La meditación es una práctica misteriosa que no puede ser entendida. La meditación Mindfulness tiene que ver con niveles de conciencia mucho más profundos que el pensamiento conceptual. Aunque la experiencia meditativa no pueda ser descrita con palabras, no significa que no pueda ser entendida. La verdadera comprensión de la práctica llega a través de la experiencia.

5. El objetivo de la meditación es promover experiencias paranormales. El objetivo de la meditación Mindfulness es el de desarrollar la conciencia y no el de desarrollar la telepatía ni la levitación por ejemplo.

6. La meditación es una forma de escapar de la realidad. La práctica de Mindfulness está concebida con la intención concreta de afrontar la realidad, de experimentar plenamente la vida tal cual es y de enfrentarnos a todo lo que encontremos. La meditación Mindfulness no consiste en el intento de olvidarnos de nosotros mismos y ocultar nuestros problemas, sino en aprender a vernos exactamente tal cual somos y aceptarlo plenamente.

7. La meditación es una forma de alcanzar el éxtasis. Aunque haya veces que la meditación genera sentimientos extáticos y amorosos, ese no es su objetivo. Meditar buscando ese objetivo introduce tensión en el proceso, lo que obstaculiza toda la cadena de acontecimientos. El éxtasis no es el objetivo de la meditación, y por más que, en ocasiones aparezca, debe ser considerado como un subproducto.

8. La meditación es una actividad egoísta. El propósito de la meditación Mindfulness es la de limpiar nuestra mente del miedo, los prejuicios y la hostilidad, y liberarnos de la tensión, el egoísmo y la insensibilidad que obstaculizan nuestra compasión por los demás. Mientras no se consiga eso, cualquier buena acción es una extensión del ego. La meditación nos permite cobrar conciencia de nosotros tal cual somos y de despertar a las numerosas y sutiles formas en que actuamos movidos por el egoísmo. Entonces es cuando empezamos a ser genuinamente desinteresados. Despojarse del egoísmo es, en suma, la menos egoísta de las actividades.

9. Meditar consiste en pensar en cosas sublimes. Mindfulness es una práctica de conciencia que nos permite advertir lo que ya está ahí, independientemente de que se trate de la verdad suprema o de una verdad trivial. Pueden presentarse durante la práctica pensamientos elevados, y aunque en modo alguno hay que evitarlos, tampoco debemos buscarlos; son meros efectos secundarios placenteros. La práctica de Mindfulness es muy sencilla. Consiste en experimentar directamente los acontecimientos de la vida, sin preferencias ni imágenes mentales añadidas.

10.Todos mis problemas desaparecerán con un par de semanas de meditación. La meditación Mindfulness no es una panacea. Es posible que se perciban cambios inmediatamente, pero hasta pasados varios años, no se advierten sus efectos profundos. En cada sentada se logran resultados, pero son muy sutiles. Se producen en lo más profundo de la mente y se manifiestan mucho más tarde. Si esperamos la aparición de cambios radicales inmediatos, no prestaremos la suficiente atención a los cambios sutiles. La paciencia es la clave.

Y ahora que ya sabes más cosas sobre la meditación, ¡es hora de ponerlo en práctica!

Tags

Artículos relacionados