16 junio, 2021

¡Cómo añadir semillas de chía a tus recetas fit!

Descubre los beneficios de este superalimento y cómo incorporarlo a tus preparaciones. 

Los beneficios de incorporar semillas de chía a tu dieta

La moda alrededor de las semillas de chía es relativamente nueva pero este alimento súper poderoso, ya formaba parte de la dieta de los pueblos centroamericanos hace varios siglos. De hecho, se las conocía como la comida de los guerreros y, en lengua maya, chía significa fuerza

Para empezar, es importante comprender la diferencia entre alimentarse y nutrirse. Uno puede comer de forma abundante, mientras que la dieta puede ser muy pobre en nutrientes. No es el caso de la chía: esta pequeña gigante está llena de nutrientes claves para tener un cuerpo fuerte y sano. 

En este artículo te contaremos cuáles son sus principales propiedades y te daremos algunas ideas para que la incluyas en tus recetas fit. 

Propiedades de las semillas de chía

Con sólo 2 cucharadas soperas de semillas de chía diarias, le estarás regalando a tu cuerpo:

  • Ácidos grasos esenciales (omega-3 y omega-6) que son antiinflamatorios, previenen la trombosis, regulan la presión arterial y el colesterol en sangre y fortalecen nuestro sistema inmunológico.
  • Proteínas completas de alto valor nutricional que ayudan a incrementar la masa muscular, y regenerar tejidos dañados. 
  • Minerales, especialmente el calcio pero también magnesio y boro (que ayuda a absorber el calcio).
  • Altos niveles de fibra, que favorecen la digestión, generan sensación de saciedad (¡un aliado para combatir los antojos!) y regulan el tránsito intestinal. 
  • Antioxidantes que combaten a los radicales libres y previenen el envejecimiento celular.

Además la chía es un alimento libre de gluten por lo que es perfecto para personas celíacas y su producción es libre de agroquímicos por lo que es naturalmente orgánica. 

Ten en cuenta que no siempre más es mejor. Con sólo 2 cucharadas al día de semillas de chía en tus preparaciones alcanza. Comer de más puede causar estreñimiento, gases y dolor estomacal. 

recetas con chía

Cómo comer semillas de chía

Antes de sumergirnos en las recetas con semillas de chía, te dejamos algunos consejos para que exprimas sus beneficios al máximo. 

  • La mejor forma de ingerirlas es previamente hidratadas y crudas. Con sólo sumergirlas 15 minutos en algún líquido (puede ser agua, leche de vaca o vegetal) adquieren una textura gelatinosa y aumentan hasta 10 veces su peso, además de liberar enzimas que favorecen la absorción de sus nutrientes. 
  • Consumir las semillas de chía con algún líquido ayuda a hidratar el organismo. Por eso es recomendable comerlas antes de ir al gimnasio o entrenar.
  • Si prefieres masticarlas directamente, irán liberando su característico sabor a nuez mientras se hinchan con la saliva. 
  • Por último, puedes germinar las semillas de chía, elevando su aporte nutricional al máximo. 

Recetas con semillas de chía

Lo ideal es arrancar el día con la dosis diaria recomendada de semillas de chía. Por eso, nos enfocaremos en recetas para incorporar chía en el desayuno. 

Barritas de cereales

Ingredientes: avena, semillas de chía, pipas (de girasol), coco (rallado o copos), aceite de coco, aceite de oliva, sal y pimienta, dátiles.

Elaboración:

  1. Mezcla las semillas con la ayuda de una cucharada de aceite de coco, sal y pimienta.
  2. Hidrata la bandeja de horno con aceite de oliva y extiende la granola.
  3. Hornea hasta que se tueste durante 15 mins.
  4. Deja enfriar, métela en un bol y añade los dátiles.
  5. Amasa bien y extiende la masa en una bandeja de cristal, no te olvides de poner papel de horno.
  6. Espolvorea el coco, cúbrela con film y al congelador 2/3 h.
  7. Córtalo en forma de barrita.

Pudding con semillas de chía

Pudding de chía

Aquí te dejamos una versión sencilla de pudding de chía, para que te hagas amigo de esta preparación y, con el tiempo, le añadas tus toques personales. 

Ingredientes: 1 cucharada sopera de semillas de chía, 100 ml /media taza de leche (puede ser de vaca, de coco, de almendras, de avena o la que más te guste), endulzante opcional (azúcar de coco, canela, extracto de vainilla), fruta. 

Elaboración:

  1. La noche anterior, pon las semillas de chía en un vaso o frasco, échale la leche y el endulzante (si es que usas) por encima. Mezcla bien y, si puedes, vuelve a mezclarlo a los 5 minutos ya que evitarás que se formen grumos.
  2. Tapa el vaso o frasco y déjalo reposar en la nevera. 
  3. Ya a la mañana, corta un poco de tu fruta preferida. Saca el pudín de chía de la nevera y pon la fruta por encima. ¡A comer!

Smoothies con chia

batido de chía y plátano

Las posibilidades son infinitas. Puedes agregar semillas de chía a tu smoothie favorito y potenciar su poder nutricional. A continuación te dejamos uno ideal para tomar antes de entrenar.

Ingredientes: 1 plátano (si está congelado previamente, mejor), 1 taza de leche vegetal o agua de coco, 2 cucharadas de semillas de chía, ½ cucharada de canela o 1 dátil. 

Elaboración:

  1. Mezcla todos los ingredientes en tu batidora y prepárate para sentirte lleno de energía. 

Puedes agregar semillas de chía a una sopa, a guisos, a una vinagreta para condimentar tu ensalada, a la mezcla de pan casero, a una jarra de agua con limón y jengibre… Como verás, las posibilidades son infinitas. Lo importante es que incorpores el hábito de consumir semillas de chía a diario y disfrutes de todos sus beneficios. 

Tags

Artículos relacionados