22 septiembre, 2021

Tipos de café para cada ocasión

Descubre los tipos de café que más te benefician

Estos son los 9 beneficios increíbles con los que podrás cuidar tu salud cada mañana.

La historia del café se remonta al siglo X, en Etiopía.  Esta bebida, se obtiene a partir de las semillas tostadas de un arbusto, cuyas variedades principales son Arábica y Robusta.

Y algo debe de tener el café para que sea la bebida más arraigada y cotidiana de nuestro día a día. Toma buena nota, porque aquí te contamos los beneficios que obtienes al incluir una taza de café cada mañana:

  • Debido a la cafeína, la ingesta de café estimula el sistema nervioso, favoreciendo un estado de “alerta” y el rendimiento cognitivo.
  • El café solo, con cafeína o descafeinado, regula los niveles de glucosa tras una comida, por eso se relaciona con un menor riesgo de padecer diabetes tipo 2.
  • Sus distintos compuestos fenólicos, antioxidantes, disminuyen el estrés oxidativo del organismo.
  • Con la ingesta de café, se potencia y mejora la activación muscular.
  • En nuestro metabolismo, facilita la oxidación durante la actividad física y favorece un control del peso corporal.
  • Posee efectos protectores en el desarrollo de enfermedades que afectan al hígado.
  • Es útil como apoyo al tratamiento de distintos tipos de dolor de cabeza y mejora nuestro estado de ánimo.
  • Se ha relacionado con una mayor longevidad y con menor riesgo de desarrollar patologías como Alzheimer o Parkinson.

Los mejores cafés para cada ocasión

  1. Café solo:

Es el más fuerte de todos porque lleva poca agua. Es el que se bebe cuando se necesita incrementar la actividad neuronal rápidamente, por lo que es muy habitual en la oficina o después de comer, para sobrellevar la tarde con energía.

2. Cortado:

Es el preferido de aquellos que no tienen mucho tiempo, pero necesitan ese pequeño toque de la leche para que no quede tan fuerte. Por eso, también es una buena opción para empezar el día.

3. Café con leche:

Este es el clásico de los clásicos. Mitad de leche y mitad de café. Puede ser la opción perfecta para «el segundo café del día», porque puede que ya tengas un poco más de tiempo y además, ya no necesites tanta dosis de cafeína. ¡Así que disfrútalo!

4. Cappuccino:

Este puede ser tu café perfecto para el fin de semana. Aquellos días que descansamos más, no necesitamos tanta dosis de cafeína, ¿verdad? Pues el cappuccino se diferencia del café con leche en que este, en vez de 50/50, es 1/3 de leche y el resto de café, por lo que es mucho más suave, y además, se le añade una capa de espuma de leche y chocolate en polvo por encima.

5. Café mocca:

Este café es otro tipo de cappuccino, pero esta vez, con un ingrediente clave: el chocolate. Así que puede ser la opción para cuando te apetece un postre pero a la vez no tanto… Entendemos esa situación, así que si eliges terminar la comida con un buen café mocca, nosostros te recomendamos espolvorear cacao puro, que como sabes, es mucho más saludable de lo que crees.

Ahora toca elegir cuál será tu próximo café, ¿Difícil elección, verdad?

Tags

Artículos relacionados