18 octubre, 2021

Cómo afecta el clima a tu motivación

El cambio de estación también afecta a tu motivación deportiva

Descubre las claves para que nada te pare.

¿Sabías que el cambio de temperaturas de verano a otoño afecta directamente a tu motivación deportiva?

Seguro que te has dado cuenta, y es que una vez termina el verano y nuestro cuerpo lo nota, y nos sentimos físicamente más cansados y más perezosos (y no solo porque se acaben las vacaciones, que también influye).

Esta situación es real y tiene un nombre, se conoce como «depresión estacional», y se produce debido a las bajas temperaturas, los días de lluvia y la falta de horas de luz solar, que hacen que se altere tu reloj biológico interno, el encargado de controlar tus funciones fisiológicas y mentales que dependen del día y la noche:

  • Los estados de sueño y vigilia: y por lo que te sientes más cansad@ durante el día y por la noche nos puede costar más dormir.
  • La temperatura corporal: y por ello, sentirás más frío del contraste del verano al otoño, aunque todavía las temperaturas no sean tan bajas como las del invierno.
  • La secreción de hormonas: te sentirás más sensible y por eso notarás que los días de lluvia parecen especialmente tristes, sin saber del todo por qué.

Ahora bien, solo está en tu mano darle la vuelta a esta situación y convertir el otoño en la mejor época para entrenar.

cómo el clima afecta a tu motivación

Te contamos las claves para que el cambio de estación no le pase factura a tu motivación:

  1. Encuentra cosas diferentes que te hagan tener ganas de no perderte nada: puede ser una actividad nueva, un outfit con el que te sientas especialmente cómod@, o que traigas a tu mejor amig@ a entrenar contigo. La vuelta a la rutina puede ser lo que más pereza nos dé y por eso, es muy importante intentar hacer cosas nuevas cada día, vivir pequeñas experiencias que nos hagan alejarnos de lo rutinario y nos ayuden a estar siempre motivad@.
  2. Márcate un horario: aprovechar al máximo las horas de luz va a ser tu principal prioridad esta temporada, además de porque tu cuerpo sigue necesitando producir vitamina D, situación que ocurre cuando la piel se expone directamente a la luz del sol, marcar un horario puede ayudarte a que no te saltes nada. Por ejemplo: todos los lunes a las 19:00h ten la ropa de entreno preparada porque no te puedes perder tu clase de Yoga.
  3. Descansa suficiente: como hemos comentado anteriormente, la falta de luz solar y el cambio del tiempo, hacen que tu reloj biológico interno se altere, hasta tal punto, que te cueste conciliar el sueño por las noches, por muy cansad@ que estés. Por ello, es importante marcarte un horario también para dormir, adelantar un poco el reloj para irte antes a la cama y que poco a poco tu cuerpo vuelva a acostumbrarse a esa nueva hora.
  4. Añade una banda sonora a todo lo que hagas que te de más «pereza»: la música puede ser un gran aliado a la hora de hacer todo aquello que te cueste más. Por ejemplo, para los días de lluvia, nosotros te recomendamos la playlist más alegre que tengas, te aseguramos que tu estado de ánimo aumentará notablemente.

Y si con esto último te hemos dejado con ganas de más música, recuerda que en nuestro perfil de Spotify también puedes escuchar una playlist para antes de entrenar. Aquí te la dejamos:

¡Esta temporada no habrá nada que se te resista!

Artículos relacionados