1 noviembre, 2021

Por qué la comba puede convertirse en tu compañera favorita de entrenamiento

Saltar a la comba como parte de tu entrenamiento

Descubre los beneficios de saltar la comba y aprende a hacerlo como un profesional. 

Saltar a la comba, hasta hace unos años, estaba casi exclusivamente relacionado a la infancia, ¿verdad? Sin embargo, y cada vez son más los especialistas en fitness y los amantes del deporte que recomiendan y practican este ejercicio como método de entrenamiento

Además de ser muy fácil de incorporar, este ejercicio puede incluirse en casi cualquier rutina de entrenamiento para promover la pérdida de peso, el aumento de fuerza y la resistencia, entre otros. 

Saltar a la comba es una opción muy utilizada para el calentamiento previo a la actividad física. Los beneficios que puedes obtener por saltar a la comba con frecuencia son tantos, que le dedicaremos su propio apartado. Un detalle a tener en cuenta es que no es un tipo de ejercicio que sirva para ganar masa muscular sino más bien para fortalecerla y aumentar su resistencia. 

entrenamiento con combas

Al saltar a la comba, se ven involucrados casi todos los músculos del cuerpo. Principalmente, trabajas el tríceps y el cuádriceps. El tríceps, al impulsarte para saltar y el cuádriceps al enderezarte, ya que sirve para amortiguar el salto y el aterrizaje. 

Otros músculos que se activan son: los abdominales, que nos ayudan a mantener la postura, los músculos de la muñeca que rotan constantemente cuando saltamos o el deltoides que permite la rotación de hombros entre muchos otros. 

Beneficios de saltar a la comba.

Saltar a la comba es una gran incorporación a tu rutina fit. Algunos de los muchos beneficios de practicar este ejercicio con regularidad son:

  • Quemar calorías: saltar la comba puede llegar a quemar entre 200 y 300 calorías en tan solo 15 minutos, más que al correr o andar en bicicleta. 
  • Mejorar la coordinación: un requisito básico para poder saltar la comba, es la coordinación a medida que avances en la práctica y pruebes distintos tipos de salto, como dar dos vueltas a la comba en un solo salto. 
  • Mejorar la salud cardiaca: saltar la comba hace que tu corazón bombee más sangre, por lo que es un gran ejercicio para potenciar el rendimiento de tu sistema cardiovascular. Aquí te dejamos cómo afecta el ejercicio a tu corazón.  
  • Fortalecer los huesos: saltar a la comba genera un impacto en los huesos, lo que hace que se estresen y, en consecuencia, el cuerpo responda dándole más fuerza y densidad a los huesos para soportar la carga.  
  • Disminuir el riesgo de sufrir lesiones: al mejorar la coordinación, tendrás menos probabilidad de sufrir lesiones y, por lo tanto, de lesionarte tanto cuando te ejercitas como en las actividades de la vida cotidiana. 
  • Potenciar la función cerebral: si te comprometes con esta práctica, verás como mejoran tus reflejos y tu capacidad de concentración. 
  • Sirve como precalentamiento: diez minutos de comba son suficientes para preparar al cuerpo para el entrenamiento. Además, esos mismos diez minutos equivalen a treinta de running por lo que es una gran forma de optimizar el tiempo cuando estas a las corridas y no quieres dejar de entrenar. 
  • Es tanto para profesionales como para principiantes. No hace falta ningún tipo de conocimiento para poder saltar la comba, por lo que es una gran opción para principiantes así como para deportistas profesionales (de hecho muchos boxeadores lo hacen a diario). 
  • Mejorarás tu desempeño en el resto de las actividades físicas que realices. Al trabajar tanto la fuerza como la velocidad y la coordinación, estarás en mejores condiciones para realizar cualquier otro tipo de actividad física que elijas. 
entrenamiento comba

Saltar a la comba como parte de tu entrenamiento. 

Está claro a esta altura que saltar a la comba es mucho más que un juego infantil o una actividad de precalentamiento exclusiva de boxeadores y otros deportistas profesionales. 

Algunas cosas a tener en cuenta para sacar el máximo provecho de esta actividad: 

  • Empieza de menor a mayor: al principio, lo ideal es saltar a la comba 10 minutos y descansar uno antes de seguir saltando. Ve aumentando la cantidad de repeticiones o minutos por cada repetición cada dos semanas. 
  • Puedes también saltar siempre por 10 minutos al principio de tu entrenamiento y luego combinarlo con otros ejercicios de fuerza como abdominales, sentadillas, burpees y más. 
  • Si quieres ganar masa muscular, puedes añadir peso en tus tobillos. Solo inténtalo una vez que te sientas cómodo con saltar a la comba sin nada extra. 
  • Puedes sumar unos minutos de comba en tus descansos de entrenamiento de resistencia

¡Ya estás listo para comenzar tu rutina de salto a la comba!

Recuerda que un buen plan de entrenamiento debe ir acompañado de una alimentación saludable y un descanso adecuado.

Pon el cuerpo en movimiento y vive mejor. Vive GO fit. 

Tags

Artículos relacionados