18 marzo, 2021

¿Qué es el proteinostato?

Proteinostato y el efecto rebote en las dietas

Te contamos que es este efecto y por qué es tan fácil que se produzca.

A menudo nos sometemos a dietas demasiado estrictas buscando una pérdida de peso rápida con el fin de llegar a tiempo para el verano o porque tenemos un evento en el que queremos lucir un traje o un vestido.  

Las dietas mal realizadas nos ayudarán a perder peso a corto plazo pero la verdad es que con el tiempo terminaremos por recuperar todo el peso perdido y unos cuantos kilos de más, es lo que se conoce como efecto rebote. ¿Sabes por qué sucede esto?

Evita la mala alimentación

En nuestro cuerpo existen varios mecanismos que tienden a  mantener estables la cantidad de grasa y de músculo que tenemos. Cuando nos sometemos a una dieta demasiado estricta en la que el déficit energético es demasiado agresivo, el consumo de proteína es bajo y además no está acompañada del entrenamiento de fuerza lo que provocaremos en nuestra composición corporal es una pérdida de masa muscular además de perder algo de grasa.

Cuando abandonemos esa dieta, nuestro cuerpo querrá recuperar la cantidad de masa muscular que teníamos inicialmente y esto es lo que se conoce como proteinostato. Lo que se producirá es una alteración en cuanto a nuestro metabolismo energético sumado a un aumento del apetito que nos llevará a comer más cantidad.

El problema es que es mucho más fácil aumentar nuestro porcentaje de grasa que ganar músculo, por lo que probablemente, para cuando consigamos alcanzar los niveles de masa muscular que teníamos anteriormente hayamos ganado más cantidad de grasa incluso superando los niveles iniciales.

Evita los malos hábitos alimenticios

Incluso a veces, se ha visto que ni siquiera se llega a recuperar toda la cantidad de masa muscular perdida por lo que terminaremos con un peso superior al que teníamos y una peor composición corporal ya que tendremos más grasa y menos musculo que en el punto de partida.

Por eso, los nutricionistas insistimos en que la pérdida de peso debe ser de forma progresiva, asegurando el mantenimiento de nuestra masa muscular y que toda la bajada de peso se produzca a través de la grasa.

Para ello, es necesario generar un déficit energético ligero, nada brusco, mantener un consumo de proteína elevado, alrededor de 1.5-2g/kg de peso corporal, no evitar el hidrato de carbono, sino consumirlo de manera estratégica y por supuesto, consumir una cantidad adecuada de grasas saludables que nos favorezcan un correcto ambiente hormonal.

El efecto rebote de las dietas

Además, lo que realmente debe buscarse es un cambio de hábitos que te lleve a seguir un estilo de vida saludable durante toda de vida. Es decir, tenemos que huir de las dietas temporales que lo que provocarán en nuestro cuerpo es el efecto yo-yo con subidas y bajadas de peso y cada vez un empeoramiento de nuestra composición corporal.

Es muy importante que seamos conscientes de que lo que está en juego es nuestra salud, por lo que si quieres mejorar tu composición corporal te recomendamos que te pongas en manos de un profesional que te indique el protocolo a seguir y te acompañe en todo proceso de cambio.

Bibliografía

Jacquet P, Schutz Y, Montani JP, Dulloo A. How dieting might make some fatter: modeling weight cycling toward obesity from a perspective of body composition autoregulation. Int J Obes (Lond). 2020 Jun;44(6):1243-1253. doi: 10.1038/s41366-020-0547-1. Epub 2020 Feb 25. PMID: 32099104; PMCID: PMC7260129.
Thomas M Longland, Sara Y Oikawa, Cameron J Mitchell, Michaela C Devries, Stuart M Phillips, Higher compared with lower dietary protein during an energy deficit combined with intense exercise promotes greater lean mass gain and fat mass loss: a randomized trial, The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 103, Issue 3, March 2016, Pages 738–746, https://doi.org/10.3945/ajcn.115.119339.

Tags

Artículos relacionados