6 septiembre, 2019

Protégete de sufrir un accidente coronario

Una de las causas principales de muerte en países desarrollados

Cómo la práctica de ejercicio físico podrá ayudarte a prevenir enfermedades coronarias.

Las enfermedades cardiovasculares o las enfermedades arteriales coronarias constituyen la principal causa de muerte en la población occidental según la American Heart Association.

Lo dice la ciencia…

En España, según los datos de Defunciones y Causa de Muerte difundidos por el Instituto Nacional de Estadística, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de muerte durante el año 2017.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que una de las claves para poder reducir estas cifras reside en inculcar hábitos saludables desde las instituciones estatales a nivel global y aumentando la oferta deportiva y de centros deportivos a nivel local.

Por este motivo, es importante conocer cuáles son los factores que incrementan el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular con el fin de actuar sobre alguno de ellos (no podemos hacerlo sobre la edad o los antecedentes familiares) para reducir la mortalidad derivada de este tipo de patologías.

En general, podemos reducir la lista de factores de riesgo cardiovascular a los siguientes:

  • Sedentarismo
  • Hipertensión
  • Colesterol
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Edad
  • Antecedentes familiares

No hay duda de que la realización de ejercicio físico de manera regular y la pérdida de peso tienen una relación muy estrecha con la reducción del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. 

Entrenamiento de fuerza con pesas

La OMS recomienda…

Que los adultos de 18 a 64 años dediquen un mínimo de 150 minutos a la semana a la práctica de actividad física aeróbica de intensidad moderada, 75 minutos si esta es de intensidad vigorosa o una combinación equivalente de ambas.

Algunos estudios realizados en los últimos años afirman que cualquier forma de actividad física disminuye el riesgo de mortalidad. Pero uno de ellos (Kikuchi y col, 2017) admite que aquellos sujetos que incluían actividad física vigorosa en su entrenamiento tenían menor riesgo de muerte por cualquier causa, principalmente los hombres.

A través del entrenamiento de fuerza, también podemos disminuir el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. Recientemente, se han publicado los resultados de un estudio (Liu y Col, 2018) en el que se concluye que el entrenamiento de fuerza (1-3 sesiones semanales de menos de 1 hora de duración) puede provocar una reducción, de entre el 40 y el 70%, del riesgo de sufrir un problema cardiovascular, sin tener en cuenta si los sujetos realizaban ejercicio aeróbico o no.

Entrenamiento de fuerza con pesas

Como conclusión, podemos afirmar que la clave para reducir el riesgo de sufrir un accidente coronario es impactar sobre los factores de riesgo cardiovascular a través de: 

  • Una alimentación adecuada y equilibrada.
  • La práctica regular de actividad física (aeróbica de intensidad moderada/vigorosa y entrenamiento de fuerza).
  • La adquisición de hábitos de vida saludables.

¿Quieres vivir más y mejor? ¡Consíguelo con GO fit!

Artículos relacionados