28 noviembre, 2022

Descubre los beneficios de la hidroterapia

Hidroterapia para tolerar el frío

Es un hecho que la temperatura, en cualquiera de sus extremos, es un factor que influye directamente sobre nuestro estilo de vida y que ocasiona variaciones en nuestras actividades de manera estacional. Ya sea en el ámbito social, laboral o personal tratamos de adaptar nuestras acciones a estos cambios de temperatura.

En la temporada de otoño-invierno la rutina deportiva forma parte de estos cambios y es que, también es necesario adaptar nuestras actividades a las bajas temperaturas para salvaguardar nuestra salud y prevenir lesiones. Además de un buen calentamiento que ponga a punto cada uno de los músculos que formarán parte del entrenamiento, existen otras actividades que a largo plazo beneficiarán tu rendimiento en las épocas más frías del año.

Durante los últimos meses del año, en las etapas de mayor tensión o tras practicar deporte destinar unos minutos libres para disfrutar y relajarnos en el circuito hidrotermal de nuestro spano solo nos permitirá recuperar el bienestar y cargar las pilas, sino que también preparará nuestro cuerpo para asimilar fácilmente los cambios de temperatura.

Nuestros expertos de GO fit LAB recomiendan dedicar 15 o 20 minutos de relajación disfrutando de la hidroterapia tras una sesión de entrenamiento en tu centro GO fit.

Tipos de baños y sus beneficios

La hidroterapia es un método que utiliza el agua con fines terapéuticos. Sus beneficios para el cuerpo y la mente son muchos, ¡conoce lo que el agua puede hacer por ti en la temporada de invierno!

  • En los baños fríos tonificarás y revigorizarás tu cuerpo. Aunque al principio tu piel se vuelva más pálida, ¡no te preocupes! Si aguantas unos minutos verás cómo tu piel se vuelve rosada gracias a la dilatación de las pequeñas arterias epiteliales. Es aconsejable para todo el mundo excepto para aquellas personas con problemas cardíacos o tensión nerviosa.
  • En los baños calientes mejorarás la actividad excretora de la piel. Gracias a la dilatación de las arterias lograrás favorecer la transpiración.
  • Por último, si alternas ambos baños varias veces estimularás la circulación de la sangre y reducirás las inflamaciones. Sumérgete dos o tres minutos en agua caliente y después, pásate a los baños fríos. Notarás como tu cuerpo comienza a tolerar mejor las bajas temperaturas.

Los chorros, por otro lado, actúan sobre la estabilización de la temperatura corporal a través de los capilares, venas y vasos linfáticos.

Aquellos que se aplican en rodilla y muslo, actúan sobre la vejiga y las hemorroides así como sobre los órganos del vientre y de la pequeña pelvis; los chorros de brazo, pecho y espalda, actúan sobre los órganos respiratorios y sobre el sistema cardiovascular y por último, los chorros de la nuca y lumbares son perfectos para las musculares de la columna vertebral.

Las piscinas de hidromasaje son perfectas para tonificar la piel, relajar la musculatura, estimular el sistema circulatorio y reducir los efectos del estrés.

¡Ven a nuestro spa y descubre todos los beneficios de una sesión de hidroterapia!

Artículos relacionados