Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

Todo lo que necesitas saber sobre la dieta vegetariana

Descubre todo lo que implica adoptar este tipo de alimentación

  • 18
  • NOV

Recuerda, una dieta vegetariana no implica más salud de por sí.

Una buena planificación podrá ayudarte a que este tipo de alimentación sí sea beneficiosa para ti, y sobre todo para tu entorno.

En los últimos años ha aumentado el número de personas que siguen una dieta vegetariana, por razones que van desde la salud hasta la protección del medio ambiente y el bienestar animal. Además, la evidencia científica a favor de la presencia de productos de origen vegetal en nuestra alimentación también ha aumentado en los últimos años. De hecho, un alto consumo de productos de origen vegetal se asocia a un menor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y cánceres.

En la base de la dieta vegetariana se encuentran las verduras, frutas, cereales, legumbres, frutos secos, semillas y aceite. Esta dieta puede basarse exclusivamente en productos de origen vegetal - Veganos, o puede incluir huevos y productos lácteos - Ovolactovegetarianos.

Una dieta vegetariana bien planificada puede ser igual de saludable que una dieta que incluya pescado y carne. Sí que es cierto que requiere cierto conocimiento y rigor científico con el fin de asegurar un aporte adecuado de diversos nutrientes, concretamente la proteína, ácidos grasos poliinsaturados n-3 (omega 3), hierro, calcio y vitamina B12.

Además, es fundamental que esta dieta esté adaptada y planificada para las diferentes etapas del ciclo vital (infancia, adolescencia, embarazo, lactancia, ancianos), así como para deportistas y patologías específicas.

También es importante señalar que es posible llevar una dieta vegetariana utilizando suplementos mínimos. Lo único que hay que tener en cuenta es que, en una dieta vegana no existen fuentes dietéticas de vitamina B12, ya que esta vitamina solo está presente en productos de origen animal, por lo que debe obtenerse mediante suplementación, concretamente, una dosis de 2000ug de cianocobalamina a la semana.  Todos los demás nutrientes se pueden obtener de productos naturales. Además, es importante que nos inclinemos hacia el consumo de alimentos naturales y evitemos los procesados, ya que aunque sean aptos para dietas vegetarianas pueden llevar grandes cantidades de azúcares, harinas refinadas y aceites de mala calidad.

No obstante, debemos de tener cuidado con la información que encontramos en Internet, ya que puede tener intereses puramente comerciales, puede no tener ningún rigor científico y también puede poner en peligro el estado nutricional y la salud de las personas que buscan información sobre comida vegetariana.

Por último, una dieta vegetariana no implica más salud de entrada. Una dieta vegetariana si está mal planificada puede ir acompañada de deficiencias nutricionales, además de que si es rica en productos procesados, rica en grasas, azúcares y sal, aumentará el riesgo de enfermedades crónicas, como diabetes y enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, una dieta vegetariana bien planificada puede ser beneficiosa para la salud, concretamente en la prevención de varias enfermedades crónicas.

Por tanto, si estás interesado en adoptar una dieta vegetariana, ¡consulta con un nutricionista que pueda acompañarte en este proceso!

Publicado por:

Error

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Más información

Seleccione sus cookies.

ACEPTAR COOKIES CONFIGURAR