Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

La alimentación, factor clave de tus salidas de bici

Descubre estas pautas nutricionales para disfrutar de tus rutas

  • 3
  • ABR

No te quedes sin energía en tus rutas de bici

Descubre que comer antes durante y después de salir con la bici

Para poder sacar el máximo partido a cualquier ruta en bicicleta, es imprescindible prestar atención a la alimentación. Si formas parte de los amantes de las dos ruedas, no te pierdas las recomendaciones de nuestro equipo de nutrición para mantener el rendimiento antes, durante y después de la salida deportiva.

Los días previos a la salida en bicicleta, es importante mantener un aporte suficiente de hidratos de carbono, para asegurar que nuestras reservas de glucógeno están completas. Puedes hacerlo incorporando en las comidas principales una ración de verduras u hortalizas junto con hidratos de carbono complejos como arroz, pasta, cuscús o tubérculos, por ejemplo.

También se recomienda una ingesta adecuada de proteína y grasa, solo que en estos días previos deberás priorizar y aumentar la cantidad de alimentos hidrocarbonatados.

No hay que olvidarse de la hidratación, es muy importante mantener un consumo adecuado de agua, ya que se necesita para almacenar la glucosa en forma de glucógeno. Para comprobar nuestro estado de hidratación, fíjate en que el color de la orina sea de un color claro.

¿Cómo prepararnos?

  • Antes de la salida: si desayunas antes de salir, es recomendable hacerlo unas 2 horas antes, para asegurar que la digestión está completa. Toma productos de alto índice glucémico, con un bajo aporte de fibra y de grasas, por ejemplo, un zumo de naranja con unas tostadas de pan blanco con requesón y miel. Recuerda beber agua. Justo antes de comenzar, o ya encima de la bici, puedes tomarte una pieza de fruta, como un plátano.
  • Durante la salida: es importante controlar la hidratación, no solo manteniendo un consumo de agua, sino también, controlando el aporte de minerales, como el sodio. Se recomienda alternar agua y bebida isotónica cada 20-25 minutos, y, cada 45-60 minutos, alimentos con alto índice glucémico, para obtener energía de manera rápida y retrasar la fatiga. Puedes llevar plátanos, pasas, higos secos, orejones, dátiles, un sándwich con miel o bien geles o barritas (elaboradas en casa o poniendo atención a su composición nutricional).
  • Después de la ruta: justo después de finalizar la ruta, se deberán ingerir alimentos ricos en hidrato de carbono y proteína, así como, tomar agua de manera regular durante las horas siguientes, para cubrir las pérdidas hídricas durante la etapa. Por ejemplo, un plátano y dos yogures, o, un zumo de naranja natural con leche desnatada.

 

Que nada te pare, si quieres mejorar tus tiempos, entrena y mejora tu alimentación.

En GO fit te damos las claves para conseguirlo. ¡Vive más y mejor!

Publicado por:
  • Bike
  • Ciclismo

Error