Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

Kale: secretos de un superalimento

Las propiedades de este tipo de col son increíbles. ¡No te las pierdas!

  • 16
  • ENE

Todo sobre la col kale

¿Qué es? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Cómo incluirlo en nuestro día a día?

El kale es un tipo de col rizada cuyo consumo ha ido creciendo notablemente en los últimos años, abriéndose paso en numerosos platos y adquiriendo presencia, de manera habitual, en los supermercados.   

La col kale presenta un alto contenido en agua, por lo que tiene un valor calórico bajo. Además, aporta un alto contenido en proteínas, en torno al 10% y un bajo contenido en carbohidratos, con un 3% de fibra. Además, es muy interesante en cuanto a su composición en vitaminas y minerales, ya que es muy rico en calcio, hierro, magnesio, zinc y potasio, además de aportarnos en vitaminas C, E, A y K.

También es muy llamativo su bajo contenido en antinutrientes (fitatos, oxalatos o taninos), en comparación con otros vegetales de hoja verde oscura. Los antinutrientes son sustancias que dificultan la absorción de los nutrientes, por lo que no solo hay que valorar un alimento por su contenido en nutrientes, sino también por la capacidad que éstos tienen de ser absorbidos por nuestro organismo –efecto conocido como biodisponibilidad-.

Beneficios del kale  

Por su composición nutricional se considera a la col kale un “superalimento”, ya que es una buena opción para que vegetarianos y veganos obtengan proteínas, calcio y hierro, además de enriquecer nutricionalmente los platos de todo tipo de dietas. La absorción del calcio que contiene el kale es muy buena, ya que presenta un bajo contenido en oxalatos, por lo que resulta una buena alternativa para aquellos que no consumen lácteos u otros alimentos de origen animal ricos en calcio.

Además, es una buena fuente de hierro de origen vegetal, pero su biodisponibilidad no es tan buena como con el calcio, aunque, podemos favorecerla si lo consumimos junto con alimentos ricos en vitamina C. Por ejemplo, si consumimos una ensalada de col kale con mandarinas. Al presentar un alto contenido en proteína y fibra, y un bajo contenido energético, el kale es un alimento muy aconsejable para saciar el organismo en dietas de pérdida de peso, y puede ayudar a disminuir los factores de riesgo cardiovascular, al demostrarse que, su consumo habitual, ayuda a elevar el colesterol HDL o bueno y reducir el LDL o malo, mejorando, por tanto, el perfil lipídico del cuerpo. 

También es recomendable su consumo en deportistas puesto que las vitaminas antioxidantes y minerales que contiene favorecen la recuperación de los electrolitos perdidos tras el esfuerzo físico. En definitiva… ¡Un alimento de lo más completo!

 

¿Cómo incluir el kale en mi día a día?

La col kale puede consumirse fresca o cocinada. Siempre se aconseja un lavado previo para acabar con las posibles impurezas que pueda contener.  Pueden utilizarse tanto los tallos como las hojas, pero, son las hojas las que más nutrientes concentran y las que más se suelen utilizar.

Si se va a consumir cocida, se aconseja no sumergirla en abundante agua, ya que podría perder sus vitaminas y minerales hidrosolubles. Podemos consumirla en ensaladas, en batidos o smoothies, en guisos, en purés o salteada como guarnición en platos de carne o pescado. ¡Las opciones son infinitas!

 

En GO fit trabajamos para cuidarte por dentro y por fuera. ¡Vive más y mejor!

Publicado por:
  • Comer bien
  • Nutrición
Relacionadas

Error