Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

El pilar fundamental de la alimentación.

La mejor combinación para mejorar tus resultados: actividad física + alimentación.

  • 30
  • MAR

La importancia de los Hidratos de Carbono.

Desmentimos el mito, la importancia de los hidratos de carbono.

A la hora de mejorar nuestra composición corporal, muchas veces pensamos que lo único que tenemos que hacer es centrarnos en nuestra actividad deportiva, pero la realidad es que para realmente aumentar o mantener nuestra masa muscular debemos tener en cuenta tanto la actividad física como tu alimentación.

 

De modo que, si quieres obtener los mejores resultados, la correcta combinación entre mi rutina de entrenamiento y unas pautas dietéticas adecuadas conseguirán que obtengas el objetivo deseado y consigas un correcto mantenimiento de la musculatura.

 

 

Tenemos que tener en cuenta que nuestra dieta, si queremos incrementar la nuestra masa muscular, tiene que estar compuesta por los tres macronutrientes fundamentales:

 

- Hidratos de carbono

- Proteínas

- Grasas

 

Esta vez, nos centraremos en los primeros.

 

Hidratos de Carbono:

 

Es importante aumentar el consumo de carbohidratos ya que tendrían que constituir aproximadamente un 60% del valor calórico total de la ingesta. Son importantes para una buena recuperación y una correcta reposición de nuestros depósitos de glucógeno:

 

  • El glucógeno actúa como combustible energético y llega a aportar hasta el 80% de la energía durante el ejercicio de resistencia de alta intensidad. Está formado por moléculas de glucosa (que forman la mayoría de los carbohidratos).

 

  • El glucógeno puede inhibir la AMPK, una proteína que actúa como sensor energético y que activa la degradación proteica, de modo que el glucógeno evita que se produzca una pérdida de masa muscular (ya que aumentan el catabolismo proteico).

 

Hora de hacer la lista de la compra:

 

A la hora de elegir alimentos con elevado contenido de hidratos de carbono, las mejores opciones son:

 

  • Legumbres (garbanzos o los frijoles).
  • Tubérculos (las patatas o el apio son un buen ejemplo)
  • Cereales integrales (como el arroz integral, quinoa o los copos de avena)
  • Vegetales (espinacas, brócoli o pimientos, perfectos para complementar tus platos)
  • Fruta, que nunca falte, sobre todo para la recuperación tras un entrenamiento, un plátano o una manzana pueden ser tu opción perfecta.

 

Así mismo, es importante tener cuidado con los alimentos muy ricos en fibra justo antes de hacer deporte, es mejor reservarlos para después de la práctica deportiva o para los días de descanso ya que pueden producir molestias a nivel intestinal.

 

Si tu objetivo es ganar masa muscular, no te olvides de cuidarte tanto por dentro como por fuera, ¡vive más y mejor!

Publicado por:

Error

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Más información

ACEPTAR COOKIES RECHAZAR COOKIES