Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

El abecedario de los alimentos más saludables

ABC saludable. Parte 1

  • 4
  • MAR

Descubre los alimentos más saludables, de la A a la Z.

Comenzamos la primera parte de la A-L.

Unos buenos hábitos nutricionales y de vida son elecciones y actitudes que llevamos a cabo diariamente y que siempre podemos mejorar.

Respecto a tu alimentación, ¿sabías que muchos alimentos tienen propiedades preventivas ante ciertas patologías? Descubre qué alimentos se encuentran en nuestro ABC de la alimentación saludable y que te beneficiará escoger para poder ganarle al tiempo.

 

  • Azafrán

A veces llamado “oro rojo”, debido a su elevado precio, que se explica por la dificultad que conlleva su cultivo y recolección.

Esta especia posee numerosas propiedades saludables, entre las cuales encontramos: efectos moderados antidepresivos, reguladora del apetito, mejora de habilidades cognitivas y memoria. También actúa de forma beneficiosa ante el síndrome premenstrual.

Su sabor tan característico se debe a la picocrocina, mientras que el safranal, se encarga de conferir el aroma. 

 

  • Boniato

Este tubérculo procedente de América, posee un característico sabor dulzón debido a sus componentes mayoritarios: hidratos de carbono complejos, almidón y azúcares.

Al tomar un boniato de tamaño medio, estamos cubriendo el 100% de nuestras necesidades diarias de vitamina A.

Otros nutrientes interesantes que nos aporta este tubérculo son la vitamina C, E, ácido fólico, sodio y potasio. El color anaranjado de su carne, se debe a los betacarotenos que posee, precursores de la vitamina A. El boniato es un gran aliado para nuestra visión.

 

  • Cacao

Al hablar de cacao, nos referimos a los granos del fruto del árbol cacaotero. Este fruto o vaina, grande y ovalada, posee en su interior unas 30 o 40 semillas que necesitan secar, para poder obtener posteriormente el polvo de cacao y los demás productos derivados del mismo.

El motivo por el que apreciamos tanto este alimento, además de por su fantástico sabor, es debido a ser muy rico en compuestos antioxidantes, que le confieren la propiedad de prevenir de ciertas patologías, enlentecer los procesos de envejecimiento, proteger al sistema inmunológico y tener cierto efecto antiinflamatorio. Otro motivo para incluirlo en tu alimentación, es que la ingesta de cacao influye positivamente en nuestro estado de ánimo.

 

  • Dátil

Esta fruta desecada es una estupenda herramienta para endulzar postres caseros, meriendas y desayunos, sin necesidad de añadir otro tipo de endulzantes, ya sean naturales o sintéticos.

El dátil procede de la palmera datilera. Comienza siendo una baya de color amarillo, y conforme va madurando se torna de un color más oscuro y marrón.

Los dátiles son un fruto de bajo contenido acuoso. Es por esto que, su contenido en carbohidratos, está concentrado y suponen entre un 60-70% del total de su composición. Además, es una buena fuente de fibra, aportando unos 8g por cada 100g. También destaca su aporte de calcio, potasio y ácido fólico.

  • Edamame

Los edamames son pequeñas vainas de soja aún tiernas. Estas vainas han sido un reciente y gran descubrimiento en cuanto a snacks saludables se trata.

Es una leguminosa realmente fácil de preparar, ya que solo requiere dos pasos: hervir o hacer al vapor y especiar al gusto, punto importante para obtener un sabor más apetecible.

Su consumo nos aporta proteína saludable de calidad, fibra y micronutrientes tales como sodio, calcio, hierro y vitaminas del grupo B, la C y K.

 

  • Fresa

El nombre de esta fruta, deriva del latín y significa “olorosa”. Esto es así porque su agradable olor puede percibirse incluso a distancia. Es una fruta de proximidad, ya que existen numerosos cultivos a nivel nacional. Su temporalidad va desde el mes de marzo hasta julio.

Al tomar una ración de 150g de fresas, lo que equivaldría a unas 4-6 fresas, nuestros requerimientos de vitamina C diarios quedan cubiertos.

Su llamativo color rojo, se debe a un tipo de pigmento que posee esta fruta, son las antocianinas. Debido a este último compuesto, a la vitamina C y a su contenido en polifenoles, es una fruta altamente antioxidante.

 

 

  • Garbanzo

Es un poderoso alimento por numerosos motivos. Contiene hidratos de carbono de absorción lenta, lo que supone una asimilación más gradual de la glucosa. Por esto, incluirlo en caldos o ensaladas, nos mantendrá saciados durante más horas.

Es rico en proteínas, muy pobre en grasas y abundante en fibra, por lo que también contribuye a regular el colesterol y a mejorar el tránsito intestinal. Nos aporta hierro, magnesio y vitaminas del grupo B.

Otra razón para no dejar de consumirlo es su versatilidad en la cocina, con esta legumbre podemos elaborar sopas, cremas, guarniciones, u opciones vegetales como hamburguesas.

 

  • Higo

Podemos tomarlo fresco o desecado. Las propiedades de esta dulce fruta van desde favorecer el tránsito digestivo, propiedades antivíricas y expectorantes.

En la variedad fresca, su contenido calórico es tres veces menor. Por eso, el higo seco es una muy buena opción de energía concentrada  para recuperar en torno a la práctica deportiva.

Destaca en su composición su contenido en fibra, calcio, magnesio y hierro.

 

 

 

  • Jengibre

Al emplear esta planta en nuestra alimentación, obtenemos un sabor algo picante y muy aromático, que confiere un toque totalmente distinto a postres, infusiones y platos.

Las propiedades del jengibre van desde ser un gran digestivo ante molestias como nauseas, pesadez y mejora de nuestra flora intestinal, a ser beneficioso para la circulación sanguínea y la contracción muscular.

 

  • Kale

La col rizada es una gran fuente de vitamina K, vitamina A, vitamina C y calcio. Consumiendo tan solo 150g de col rizada kale, obtenemos 200mg de calcio, que supone el 20% de nuestras necesidades diarias.

Sus ingesta habitual, puede llegar a reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas y cardiovasculares.

 

  • Lenteja

Existen distintas variedades de esta legumbre: desde la rubia castellana, verdina, pardina, coral, etc. Al igual que otras legumbres, destaca su aporte de fibra a nuestra alimentación. Es rica en proteína vegetal y micronutrientes como el hierro, (cuya absorción se beneficia si las tomamos junto a un alimento rico en vitamina C), potasio, calcio, fósforo y magnesio.

Las lentejas carecen casi totalmente de grasas, por lo que, al contrario de lo que se cree, son un alimento ligero que aporta solo 230 kcal por plato, lo que las hace apropiadas si estás pensando disminuir tu peso. 

 

¡Amplía tu vocabulario saludable! 

Publicado por:
  • Comer bien
  • Nutrición
Relacionadas

Error

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Más información

ACEPTAR COOKIES RECHAZAR COOKIES