Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

Descubre cómo hacer una compra de la cesta saludable estas fiestas

Disfruta de las fiestas sin comprometer tu salud

  • 11
  • DIC

Consejos para realizar una compra saludable en Navidad

Cesta de la compra navideña

Parece difícil mantener en navidad unos hábitos saludables y realizar buenas elecciones en nuestra compra, pero ¿es realmente así?

Si se mantiene una alimentación saludable, de manera habitual, no pasa nada porque en durante la Navidad se cometa algún exceso en días señalados. El problema es que se mantenga esta tendencia todo el mes.

Nuestra cesta navideña debe incluir alimentos saludables y de la mayor calidad posible, sobre todo, si queremos incluir productos típicos para esta época, así como de temporada.

Lo más importante es la organización, si planificamos qué vamos a preparar los días principales, sabremos que vamos a comprar y en qué cantidades. Así, evitaremos el despilfarro de comida y dinero, teniendo todo más controlado.

¿Qué debemos incluir en nuestra lista de la compra? ¡Prepara papel y lápiz!

  • Verduras, hortalizas y frutas:

Su consumo es primordial en cualquier época del año. Inclúyelas cortadas, congeladas, envasadas o en conserva, para así, preparar aperitivos en poco tiempo. Acompaña tus platos con verduras y hortalizas, nos saciarán y al aporte calórico será menor.

¿Conoces las verduras deshidratadas? Pueden sustituir las típicas patatas fritas.

 

  • Carnes, pescados, mariscos:

Preparados asados o a la plancha. Prioriza su compra en el mercado local. Las carnes, principalmente blancas, sin ningún tipo de relleno. Podemos escoger pescados blancos o azules y mariscos variados.

 

  • Legumbres y frutos secos:

Son opciones muy adecuadas, sobre todo, si queremos aumentar el consumo de productos vegetales. ¿Sabías que en Italia se consumen lentejas en nochevieja, en lugar de las doce uvas típicas españolas? 

Podemos preparar hummus con palitos de verduras, como picoteo, cremas o purés, lasañas con soja texturizada y verduras. Un picoteo con frutos secos al natural o triturados a modo de paté vegetal, pueden ser unas buenas opciones.  ¡Conseguirás sorprender a los invitados!

 

  • Queso de calidad:

Son parte de nuestras mesas. Parece sencillo, pero debemos conocer su composición. Todo producto presenta en su etiquetado de mayor a menor proporción. Los quesos, únicamente deben incluir productos lácteos, enzimas y microorganismos usados en su fabricación. Optemos por quesos frescos o madurados, evitando los untables o rallados.

 

  • Embutidos y fiambres:

Los grandes aliados en Navidad. Aunque su consumo no se recomienda, ya que, son productos procesados y de dudosa calidad, si decidimos añadirlos en nuestra compra, debemos elegir los más adecuados. Revisa la lista de ingredientes, por ejemplo, compra un jamón york extra, con un porcentaje de jamón superior al 80-85%.

 

  • Postres navideños:

Solemos incluir dulces típicos como el turrón, mazapanes, bombones. Trata de elegir los productos con mayor calidad o, realizarlos en casa. Por ejemplo, para de los bombones, que tenga pocos ingredientes, como chocolate alto en cacao (75-80%) y fruta o frutos secos en mayor proporción. Para el turrón, elegir el que presente un porcentaje de frutos secos de 50-60%, con miel y clara de huevo. Muchos de estos ingredientes son sustituidos por otros de menor calidad como jarabes de glucosa, emulgentes. La clave está en leer la letra pequeña del envasado.

 

  • Pan integral:

El primer ingrediente en la lista de ingredientes, tiene que ser harina integral, en al menos, un 75 %. Es complicado encontrar en el mercado un pan mayoritariamente integral, podemos adquirirlo de una panadería o elaborarlo en casa.

 

Recuerda, planifica los platos de la manera más saludable, prepara tu lista de la compra y evita salirte de ella. Aprovecha el tiempo libre para mantenerte activo, evita los atracones y disfruta de la familia. ¡A disfrutar de las fiestas!

 

Publicado por:
  • Navidad
  • Nutrición
Relacionadas

Error