Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

Beneficios del Mindfulness en el teletrabajo

3 claves para ayudarte en el teletrabajo

  • 16
  • OCT

Las claves para sacarle todo el provecho al teletrabajo.

Mejora tu productividad en casa, gracias al Mindfulness.

Mindfulness puede ayudar a las personas que teletrabajan de tres formas distintas:

 

1. Facilitando la desconexión del trabajo: El teletrabajo provoca que el establecimiento de límites entre la vida laboral y personal sea más complicado y con ello la capacidad de desconectarse del trabajo. Como resultado, a las personas les puede resultar difícil dejar de pensar en el trabajo fuera del horario laboral. La capacidad de desconectarse mentalmente de los problemas relacionados con el trabajo durante el tiempo fuera del trabajo se conoce como desapego psicológico. Cuanto más se pueda alejar una persona del trabajo psicológicamente cuando no trabaja, más recuperada se sentirá, lo que le proporcionará un mayor bienestar.

Uno de los mecanismos que interfiere con la capacidad de una persona para separarse psicológicamente del trabajo es la rumia relacionada con el trabajo, es decir, pensar continuamente en temas relacionados con el trabajo cuando no se trabaja. Este concepto es lo opuesto al desapego psicológico, ya que uno no puede estar psicológicamente desapegado del trabajo mientras sigue pensando en los temas laborales. La práctica de Mindfulness puede ser de gran ayuda en este sentido debido a que cultiva la capacidad de prestar atención al momento presente de una manera más objetiva, sin juzgar lo que sucede, sin estar revisando continuamente el pasado ni proyectarse en el futuro.

 

2. Mejorando la atención y el desempeño de tareas: Trabajar desde casa puede conllevar numerosas distracciones como por ejemplo el fácil acceso a las redes sociales, tareas domésticas, ruidos, etc., lo que supone que las personas puedan tener dificultades para concentrarse en el trabajo. Esto podría resultar en un descenso del rendimiento y una disminución de la productividad. Al ser las distracciones en casa demandas de atención fuera de la tarea, se necesita una capacidad mayor de concentración para evitar las distracciones. La práctica de Mindfulness es de nuevo una gran ayuda en este sentido ya que implica prestar atención de manera intencionada a lo que está ocurriendo en el momento presente, y se ha demostrado que conduce a una mayor autorregulación de la atención.

Según diversos estudios, estos serían los beneficios al practicar Mindfulness relacionados con la atención:

Mejor anclaje de la atención al momento presente (estabilidad atencional).

Mejor asignación de atención en medio de demandas de atención en competencia (control de la atención).

Mejor uso de los recursos cognitivos (eficiencia de la atención).

Mejora de la capacidad de mantener la atención en el momento presente durante más tiempo (atención sostenida).

Mejora de habilidades para cambiar la atención, lo que permite volver rápidamente con la atención al momento presente tras identificar que se había distraído.

 

3. Facilitando la recuperación de la fatiga de la pantalla: Debido a que la mayoría de las reuniones de trabajo se han hecho online debido a la pandemia, muchas personas han sufrido fatiga de la pantalla, un fenómeno de agotamiento causado por el exceso de videoconferencias. Para gestionar mejor este hecho, es vital tomar medidas para evitar que se produzca esa fatiga o, al menos, para lograr recuperarse del cansancio después de sentir los síntomas iniciales. En ese sentido, es fundamental que las personas cambien sus hábitos de forma preventiva con el objetivo de evitar demasiada exposición a la pantalla. Si esto no se puede evitar, es fundamental ser capaces de reconocer las señales corporales y los sentimientos de fatiga y, en adelante, cambiar los comportamientos para recuperarse.

El proceso de guiar o cambiar el propio comportamiento para lograr objetivos orientados hacia uno mismo y mejores resultados se conoce como autorregulación, la cual según los estudios juega un papel clave en la mejora del bienestar. Aplicado a la fatiga de la pantalla significa que una persona podría esforzarse por tomar descansos regulares, comunicarse a través de otros medios como el teléfono o el correo electrónico, o incluso usar bolígrafo y papel para escribir notas cuando se sienta fatigado debido a la exposición a la pantalla.

 

Para que se produzca una autorregulación eficaz es necesario una cierta fortaleza de la atención para que las personas estén en contacto con sus estados y comportamientos internos. Para cambiar el comportamiento automático de sentarse durante horas frente a un ordenador es necesario ser muy consciente de las sensaciones corporales y de las señales que indican tensión. La práctica de Mindfulness facilita la conciencia corporal y emocional, lo que permite que las personas estén mejor preparadas para regularse a sí mismas. Es por este motivo, que Mindfulness puede ayudar a las personas a regular su comportamiento para gestionar mejor la exposición a la pantalla. Estas serían tres maneras de hacerlo:

Realizar un check-in consciente cada hora.

• Realizar prácticas de atención a la respiración de 3 minutos varias veces durante la jornada laboral.

• Hacer una meditación más larga durante la pausa del almuerzo. 

Publicado por:

Error

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Más información

ACEPTAR COOKIES RECHAZAR COOKIES