Accede al área de abonados

Descubre cómo el ejercicio físico mejora tu sueño

Logra un descaso de calidad con GO fit.

  • 16
  • MAR

¡Aprende a dormir bien!

Mejora tu sueño gracias al ejercicio físico pautado.

En GO fit sabemos lo importante que es el descanso de calidad, por eso, nuestros compañeros del GO fit LAB nos cuentan la relación existente entre el ejercicio físico y la mejora del sueño.

Numerosos estudios han demostrado que el ejercicio físico está directamente relacionado con la mejora de tu calidad de vida y se manifiesta en numerosos beneficios tanto físicos, como psicológicos y sociales en la persona que lo practica. La calidad de vida y el sueño también están relacionados, ya que cuanto mejor sea tu sueño mejor será tu estado de salud y, por ende, tu calidad de vida se verá aumentada.

Para mejorar la calidad del sueño, lo más recomendable es practicar ejercicio por la mañana debido a que activas tu cuerpo, le das energía para que rinda durante el día y cuando llegue la noche dormirás mejor. Además, entrenar por la mañana evita que más tarde pongas excusas para cancelar el entrenamiento, ya que según avanza al el día es más fácil que surjan imprevistos. Recuerda que no conviene realizar ejercicio físico 2 horas antes de ir a dormir porque activarás tu cuerpo y lo más seguro es que te cause insomnio.

De forma general, el ejercicio físico te ayuda a mejorar la calidad del sueño. Sin embargo, hay que tener en cuenta la actividad, la intensidad, la edad y la condición física. Es necesario que te conozcas y te adaptes a tu capacidad. Por ejemplo, los adolescentes que realizan mayor actividad física son propensos a tener un mejor sueño con sensación de descanso y recuperación. En las personas mayores incrementa la calidad del sueño de ondas lentas y la memoria funcional. Además, activar el cuerpo con paseos o ejercicio reduce el empeoramiento del sueño con los años.

Un aspecto muy importante es medir bien la intensidad, ya que, si te excedes, el dolor muscular o el sobre-entrenamiento puede dificultarte el sueño y causarte interrupciones durante tu descanso.  

La recomendación es realizar un ejercicio aeróbico de larga duración (1 hora aprox.) que no se acerque a la noche. El ejercicio te ayuda a optimizar el sueño porque:

  • Segrega diversas hormonas que aumentan la relajación corporal y mental.
  • Detiene las preocupaciones diarias.
  • Reduce la carga mental que causa el estrés.

Además, apunta estos consejos para irte a la cama. Te ayudarán con tu descanso:

  • Mide tu sueño óptimo. Apúntate las horas de sueño y cómo te encuentras al día siguiente. Así podrás descubrir tus horas necesarias para descansar bien.
  • Crea un ambiente de tranquilidad y oscuridad.
  • Prepara tu cuerpo. Date una ducha de agua caliente para relajarlo.
  • No lo estimules. Evita hacer actividades que te despierten en la cama como ver una serie, leer o comer. También evita la cafeína, teína, alcohol o nicotina.
  • Apaga el teléfono. Las interrupciones no te dejarán alcanzar un sueño continuado.
  • Haz una cena ligera. Así la digestión no será un problema.
  • Recupera el sueño perdido. El fin de semana aprovecha para recuperar horas de sueño acostándote más temprano y levantándote a la hora habitual.
  • Practica ejercicio con una intensidad adaptada a tus capacidades.

 

Recuerda que la clave está en el equilibrio. ¡Aprende a escuchar tu cuerpo para vivir más y mejor!

Publicado por:
  • Descanso activo
  • Pilates
  • Salud
  • Yoga
Relacionadas

Error